Loading...
Coeduc – Colegio privado2020-10-03T15:42:14+00:00

Inspirados en la experimentación educacional

¿En qué consiste la solución que ofrecemos para usted?

En el proyecto educativo del colegio Particular COEDUC, enfrentamos el problema de la calidad de la educación utilizando hallazgos en la ciencia de la educación, refrendados por diversos estudios experimentales relacionados con el aprendizaje en el aula, con estos antecedentes, creamos nuestros principios y una propia metodología: El método EPERRI de Aprendizaje.

El método EPERRI, es una construcción, creada como estrategia, para asumir con audacia el cambio, desde el profesor explicando al curso en actitud receptiva, al alumno en la tarea en aprendizaje activo, asistido por el profesor.

Con el Método EPERRI, el profesor no pierde su importancia en la clase, sucede que cambia su rol.

MÉTODO EPERRI

¿Cuáles son los fundamentos del Método EPERRI?

  • Enfoque total en aula. Asume todo el aprendizaje en el aula y durante la clase regular, no envía el
    aprendizaje como “tarea para la casa”.

  • Hecho para cada estudiante. Considera el ritmo de aprendizaje de cada alumno.

  • Evaluación formativa.  Para mejorar los aprendizajes indivuduales.

  • Crea hábitos sociales. Se permite y estimula el trabajo colaborativo en grupos.

La sigla EPERRI indica los cuatro componentes activos del método: Ejercitación, Personal, Evaluación, Revisión, Refuerzo, Inmediato.

Vamos al siglo XXI

1.- La clase tradicional tiene su centro de gravedad en el profesor. El profesor, se encuentra frente a sus alumnos, su trabajo consiste en explicar, mostrar, simular, convencer, hacer presentaciones de conceptos, reglas, hipótesis, teoremas, leyes teorías etc., con este propósito, el profesor utiliza presentaciones de diversos tipos y tecnologías, demostraciones, comprobaciones, el desarrollo de ejercicios, como ejemplos en el pizarrón, mientras, se supone que el alumno aprende.

2.- La ejercitación -un tipo de refuerzo- proporcionada al curso es limitada por el tiempo, insuficienteen el aula, la mayor parte, queda como “tarea para la casa”, de esta forma, parte del aprendizaje es trasladado al hogar, donde, en el mejor de los casos, se puede contar, inequitativamente, con
apoyo de otras personas y/o “clases particulares”, la consecuencia es en general, aumento de la brecha entre “buenos” y “malos” alumnos por un lado y, por el otro, un pobre dominio de los contenidos y habilidades intelectuales sin desarrollar que, se expresan en el fracaso, baja autoestima, mediocre nivel de exigencia del Colegio y peor resultado en las pruebas nacionales (SIMCE y PSU).

3.- Dado que, el profesor tradicional cree que en los cursos existen alumnos buenos, mediocres y malos, aplica su clase para el “alumno promedio”, para todo el curso por igual, entonces, los alumnos más lentos no entienden, los más rápidos se aburren y los medianos no pueden concentrarse por el ruido y desorden generado durante la clase.

4.- El método de enseñanza tradicional no resuelve el problema del aprendizaje para todos los alumnos de un curso y en la sala de clases, lo complica, traslada gran parte del problema del aprendizaje al hogar, provoca el rechazo por la asignatura, o bien, su estudio es obligado y es
desganado. Es el principal causante del bajo rendimiento general en la asignatura y, de la inequidad del sistema. Por este motivo, aumenta la probabilidad de no olvidarlo durante el resto su vida, dañando la eficiencia productiva en los trabajos.

5.- Formación valórica de los alumnos. La enseñanza tradicional es individualista en los hechos, aunque en las palabras diga que lo combate, que es “integral”. Es individualista porque existen dos actos que cubren prácticamente todo el tiempo del alumno en el aula, estos consisten en poner
atención para comprender lo que el profesor dicta y, una pobre ejercitación para aplicar, ambos actos -esto es lo más pernicioso- apelando a aptitudes que se suponen dadas, no debe extrañar entonces que, en la enseñanza tradicional y sistémica de la educación en Chile, se generen las condiciones para el desarrollo de conductas negativas como el egoísmo y el individualismo y la discriminación. Tampoco debe extrañar que en las infrecuentes ocasiones en que los alumnos deben formar grupos de tareas y de experimentación (trabajos y tareas en grupos), haya un sinnúmero de dificultades y conflictos con evaluaciones insatisfactorias y calificaciones injustas, dado que, en esta situación, alumnos aprenden a descansar en los que más trabajan, esta conducta, aprendida en el Colegio, es clave para su desempeño como adulto.
Este logro no deseado, lo aprenden en forma activa y es reforzado con la calificación.

La enseñanza no tradicional, tiene su estrategia para lograr el aprendizaje, utiliza para tal fin, un método de aprendizaje y no de enseñanza, también se denomina método no tradicional o no frontal, es identificado porque muestra las siguientes características más notorias, que hacen la diferencia con el método frontal o tradicional:
1. El centro de gravedad de la sala de clases se encuentra en el alumno y no en el profesor.
2. Los alumnos son tratados, considerando que aprenden a distinta rapidez, en consecuencia, el proceso de aprendizaje es individualizado.
3. El profesor no se encuentra en la pizarra explicando frente a los alumnos, se encuentra entre los bancos, ayudando, canalizando, motivando y reforzando a los alumnos en su aprendizaje.
4. El profesor elabora el material con el cual, el alumno en la tarea, aprende resolviendo y desarrollando habilidades cognitivas.
5. Los alumnos intercambian información, aprenden en forma relacional y colaborativa, sin competir, con sus compañeros.
6. El profesor ayuda a los alumnos a resolver colaborativamente, les presenta nuevos desafíos teóricos y experimentales.
7. Los alumnos se habilitan en descubrir, comprender y aplicarla la información, utilizando para tal efecto; observación, la lectura inteligente, registro de datos, aplicación y formulación de hipótesis. También, los propios alumnos tienen la libertad de proponer nuevos desafíos, indagar
en la web ampliando sus recursos para resolver en el aula.
8. Respecto a la formación valorica, los alumnos, aumentan sus niveles de tolerancia social, no compitiendo contra sus compañeros, colaboran en el aprendizaje de otros, sin dar espacio al egoísmo y al bullyng, con esta dinámica, en el aula, se estimula el respeto, amistad y compañerismo. Los alumnos, en suma, son más participativos, comunicativos, solidarios, altruistas y generosos.

Comentario:
Con la información relativa a los dos principales paradigmas, podemos descubrir fácilmente que en este siglo, aún persiste la clase tradicional, porque en innumerables ocasiones, en las cuales, reconociendo la necesidad de clases activas para aprender, se incluye, la llamada “participación de los alumnos”, con este propósito el profesor tradicional, pregunta: “¿Está todo claro?”, “¿Entendieron?”, “¿Explico de nuevo?”, preguntas a los alumnos y de los alumnos al profesor quien, explicará al curso, data show, integración de TICs en la sala etc., en todos estos casos, persiste que, el centro de gravedad del aula está en el profesor, en consecuencia, el método sigue siendo el tradicional, ejemplo: cuando un alumno es llamado al pizarrón o debe explicar algo ante el curso, el profesor y el curso está en el ritmo del alumno que explica o desarrolla, no se está considerando uno de los fundamentos de la nueva enseñanza para el Siglo XXI, consistente en la diversa rapidez de aprendizaje de los distintos alumnos del curso.
¿Entonces, cómo proceder?
En educación esta pregunta, se responde con una estrategia metodológica para lograr el aprendizaje de calidad, en nuestro caso, se denomina Método EPERRI de aprendizaje que, tiene las propiedades de un método de aprendizaje no frontal y no tradicional.

  • Asume todo el aprendizaje en el aula y durante la clase regular, no envía el
    aprendizaje como “tarea para la casa”
  • Se aplica en una sala de clases donde el pizarrón no es imprescindible.
    Los contenidos se encuentran impresos en soportes dosificados, según programación
    establecida.
  • El proceso es individualizado, respetando el ritmo de aprendizaje de cada alumno.
  • Los apoderados no requieren comprar textos de estudio porque todos los contenidos de los
    cursos, se entregan impresos clase a clase, sin costo adicional.
  • No es necesario contratar preuniversitario dado que, el Colegio tiene ese enfoque en sus
    clases, desarrollando habilidades intelectuales propias de las pruebas de selección.
  • El desarrollo de habilidades intelectuales está dirigido hacia el aprendizaje con autonomía,
    característica de la exigencia que aplican las universidades, en consecuencia, existe
    trabajo adelantado que se proyecta con éxito en la educación superior.

Programas

 Consultas y Mátriculas

Material de estudio

Blog

Noticias y Editorial