spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Inicio
METODO EPERRI Imprimir E-Mail
Escrito por admin   
domingo, 21 de septiembre de 2008

 INTRODUCCIÓN.
 
 El METODO DE ENSEÑANZA TRADICIONAL
   
    Veamos inicialmente, en qué consiste el método tradicional o frontal de enseñanza, tomemos como ejemplo, matemáticas.
 
1. La clase tiene su centro de gravedad en el profesor. El profesor, se encuentra frente a sus alumnos, su trabajo consiste en explicar, mostrar, simular, hacer presentaciones de conceptos, reglas, teoremas, hipótesis, leyes teorías etc., con este propósito, el profesor utiliza presentaciones, demostraciones, comprobaciones y, el desarrollo de ejercicios, como ejemplos, en el pizarrón, mientras se supone que el alumno aprende.
 
2. La ejercitación -un tipo de refuerzo- proporcionada al curso es insuficiente en el aula, la mayor parte, queda como tarea para la casa, de esta forma, parte del aprendizaje es trasladado al hogar, donde, en el mejor de los casos, se puede contar, inequitativamente, con apoyo de clases particulares, la consecuencia es en general, aumento de la brecha entre "buenos" y "malos" alumnos por un lado y, por el otro, un pobre dominio de los contenidos, habilidades intelectuales sin desarrollar, que se expresan en el fracaso, baja autoestima, mediocre nivel de exigencia del Colegio y peor resultado en las pruebas nacionales (SIMCE y PSU).
 
3. Dado que, el profesor tradicional cree que en los cursos existen alumnos buenos, mediocres y malos, Dicta su clase para el alumno promedio, para todo el curso por igual, entonces, los alumnos más lentos no entienden, los más rápidos se aburren, la indisciplina a fecta a los alumnos medianos que tampoco se pueden concentrar mientras,  la valorada equidad,  se resiente.
 
4. El método de enseñanza tradicional no resuelve el problema del aprendizaje para todos los alumnos de un curso y en la sala de clases, lo complica, traslada gran parte del problema del aprendizaje al hogar, provoca el rechazo por la asignatura, o bien, su estudio obligado y desganado. Es el principal causante del bajo rendimiento general en la asignatura, de la inequidad del sistema y del desorden o falta de disciplina en el aula.
 
5. Valóricamente, la enseñanza tradicional es individualista en los hechos, aunque en las palabras diga que lo combate, que es  integral. Es individualista porque existen dos actos que cubren prácticamente todo el tiempo del alumno en el aula, estos consisten en poner atención para comprender lo que el profesor dicta y, una pobre ejercitación para aplicar, ambos actos -esto es lo más pernicioso- apelan a aptitudes que se suponen dadas, no debe extrañar entonces, que en la enseñanza tradicional y sistémica de la educación en Chile, se estimule el egoísmo y el individualismo, la discriminación y el autoritarismo del profesor. Tampoco debe extrañar que en las infrecuentes ocasiones en que los alumnos deben formar grupos de tareas y de experimentación (trabajos en grupo), haya un sinnúmero de dificultades y conflictos con evaluaciones insatisfactorias  y calificaciones injustas, dado que en esta situación, alumnos aprenden a descansar en los que más trabajan, esta conducta, aprendida en el Colegio, es clave para su desempeño como adulto. Este logro no deseado, lo aprenden en forma activa y es reforzado con la calificación, tal vez por este motivo, no lo olvidan durante el resto su vida.

     Para nadie es un misterio, en términos prácticos, que en el método frontal o tradicional de enseñanza, el alumno es un componente pasivo, es un receptor de la enseñanza del profesor -criticado hace un siglo por el filósofo educacional John Dewey- quien luego de una prueba, olvida lo que había estudiado y aprendido, esta es razón es suficiente para buscar su reemplazo por otra metodología eficaz y eficiente.
    Se requiere una metodología que incluya estudios respecto a las características del alumno actual, al respecto existe una línea asociada al investigador norteamericano Benjamin Bloom quien postula que todos los alumnos pueden aprender si tienen los recursos y el tiempo adecuados, que la diferencia entre alumnos es la distinta cantidad de tiempo  durante el cual se deben aplicar para aprender, define un parámetro como herramienta de trabajo -la rapidez para aprender-  y, se destruye la definición genetista y tradicional.

     Es posible mejorar. La solución no está en la enseñanza tradicional, por esta causa, se hace obligatorio un cambio paradigmático que, gráficamente, expresamos con el desplazamiento del centro de gravedad de la clase, desde el profesor hacia el alumno, el nuevo método se centra, en consecuencia, en el aprendizaje del alumno y no en la enseñanza del profesor; esto significa que el profesor cambia su rol tradicional, se transforma en precursor de un aprendizaje, cada vez más autonómico del alumno.
 
    Desde hace varios años, diríamos desde la década de los cincuenta, se hace notoria la investigación sobre métodos de enseñanza basados en teorías psicológicas que privilegian la actividad del alumno en su aprendizaje.
 
    Para concluir esta presentación, digamos que el método EPERRI no es sólo una eficiente estrategia destinada a lograr mejores resultados que la enseñanza tradicional, el método EPERRI es una construcción, creada como estrategia metodológica, para asumir con audacia el cambio paradigmático de dicha enseñanza en el aula adaptada a las características del alumno de nuestro País.
 
 
GENERALIDADES
 
    El método EPERRI, en términos practicos, es una estrategia metodológica creada con el propósito de reemplazar la clase tradicional en el aula.
 
    El método EPERRI funciona en un nuevo paradigma educacional que se caracteriza porque desplaza el centro de gravedad de la clase desde el profesor hacia el alumno, desde la enseñanza hacia el aprendizaje.
 
    El método EPERRI ha sido diseñado para la enseñanza de las matemáticas pero su uso puede extenderse a cualquier asignatura o tema particular cuyos contenidos sean previamente estructurados y dosificados en forma lógica.
 
    El método EPERRI puede ser utilizado en alumnos desde el momento en que han aprendido a leer.
 
 
EL MÉTODO
 
La sigla EPERRI indica los cuatro componentes activos y declarados del método:
 
E = Ejercitación
P = Personal
E = Evaluación
R = Revisión
R = Refuerzo
I  = Inmediato
 
(EJERCITACIÓN PERSONAL,  EVALUACIÓN, REVISION Y REFUERZO INMEDIATO)
 
 
1. PARTICULARIDADES DEL MÉTODO EPERRI.
1.1 Asume  todo  el  aprendizaje  en  el  aula  y durante la clase regular.
 
1.2 Se  pone  en  práctica  una  sala  donde  el pizarrón no es imprescindible.
 
1.3 Los contenidos se presentan en soportes dosificados, impresos o en data show.                         
 
1.4 La  ejercitación, programada para la clase, es dosificada y ordenada en forma lógica.
 
1.5 El trabajo en clase puede ser individual y/o formando grupos de tres alumnos.
 
1.6 El rol del profesor consiste en actuar como precursor de un aprendizaje autonómico.

Modificado el ( martes, 04 de noviembre de 2014 )
 
< Anterior   Siguiente >
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB