spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
Inicio
Inicio
INICIO
Escrito por admin   
lunes, 06 de junio de 2005

       “El soporte más significativo para que un país logre el desarrollo es su  educación”.

       Damos la bienvenida a quienes se interesan en leer nuestra propuesta educacional.

       La educación en Chile, ha superado la etapa de la cobertura, la exigencia actual, es la etapa de la calidad.

      Es muy reciente y, cada vez más repetida, la afirmación que expresa:   “el problema de la calidad de la educación está en la sala de clases”.

     Desde la fundación en 1999, en el Colegio Particular COEDUC, nos proponemos reformar la sala de clases, es nuestra razón de existir como Institución.
     El problema de la deficiente calidad de la educación formal en Chile, enfocada en su aspecto cognitivo-curricular, reafirmamos, está en la sala de clases, agregamos que, identificado  su natural lugar físico, se deben formular y estudiar hipótesis, en primer lugar, respecto a qué es lo que produce aprendizaje de calidad en el aula y, en segundo lugar,  hipótesis respecto a descubrir lo que funciona para este propósito, asumiendo la tarea con la mayor eficiencia posible. La aplicación del Método APERRI de Aprendizaje ha resultado ser nuestra estrategia metodológica para lograr el objetivo plaanteado.
 
     La nueva Reforma Educacional, año 2014, es un acontecimiento que impacta la sociedad chilena en su conjunto.
     Respecto a la Reforma anunciada,  encontramos estratégicamente comprensible,  la aplicación del principio cartesiano -primero lo simple y luego lo complejo- para comenzar esta reforma desde la estructura educacional, generando un ambiente en función de cambios más profundos y de más largo alcance, la explicación es lógica, en Chile no existen escuelas formadoras de maestros -como lo fueron las Escuelas Normales- y dado que, son obviamente, los docentes los que hacen las reformas en el aula, no tiene sentido ensayarla ahora a escala País, sin tener profesores, en cantidad suficiente, preparados y dispuestos a cambiar el rumbo. Primero habría que crear nuevas instituciones formadoras de profesores y atreverse a enfrentar el mayor problema en el imaginario: seleccionar a los formadores de los nuevos  maestros, dispuestos a aplicarse para el necesario cambio de milenio, estos nuevos profesores deben estar entrenados para ejercer con flexibilidad en un nuevo paradigma.

 

HACIA  UN  NUEVO  PARADIGMA

     Construir un nuevo paradigma educacional, implica en primer término, encontrar el foco del problema, no cometer el error de multiplicar tareas y análisis dialécticos que llevan a girar en torno a la situación por resolver, por estos dibujados caminos circula la mayoría de los análisis, luego de años, se reencuentran en los mismos lugares. Seguimos  sin solución, pueden pasar cientos de años para aprender a resolver el problema de la calidad de la educación, con esto no exageramos, pensemos que René Descartes enseñaba en 1637 que un método debería, en primer lugar, definir un hecho como cierto y luego, dosificar en el máximo de partes, ordenando desde lo más simple a lo más complejo, no es exagerar porque hoy, sabemos, del sufrimiento de los alumnos ante pizarrones lo más complicados posibles, han pasado más de 350 años y el profesor tradicional sigue en sus dibujados y elegantes análisis sin haber aprendido del filósofo y matemático de quien dice haberlo conocido... El conocimiento muestra su existencia, si y solo sí, cuando es aplicado en la solución de un problema, no basta recordarlo como fiel exponente de la enseñanza tradicional que aún tenemos.

      El Colegio Particular COEDUC, es una propuesta metodológica para enfrentar, en el aula, el problema de la calidad de la educación.

     El paradigma tradicional, en el cual se piensa y se buscan soluciones para la calidad de la educación, muestra su ineficacia a diario; no incluye sincronía entre el avance de la ciencia, las nuevas adecuaciones intelectuales de los alumnos y los intentos para mejorar sus aprendizajes.

     Evidentemente, un modelo de pensamiento con vestigios del paradigma agrario e industrial, responde a otro momento. Debemos asumir que nos encontramos en la época de la información, cuya consecuencia, fácilmente observable, consiste en que la mayor parte de la gente, está siendo empleada e influenciada por la información y los servicios, ya no es el trabajo físico, la principal fuente de empleo.

     Nadie puede estar seguro de lo que veremos pronto, lo que sí, es altamente probable, es que la educación en la época de la información, será dramáticamente distinta, tal como lo serán los nuevos modelos de razonamiento humano. 

 

 

Modificado el ( lunes, 16 de enero de 2017 )
 
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB
spacer.png, 0 kB